Autoshows

Mercedes-Benz GLB Concept, compacto, amplio y familiar

Posicionado entre la GLA y la GLC, este modelo es una fuerte apuesta de la marca alemana.

Mercedes-Benz GLB Concept, compacto, amplio y familiar

“La noche de las SUV” llamó Mercedes-Benz a su la avant-premiere que realizó en la previa del inicio del Salón de Shanghái, donde reveló cuatro nuevos modelos para China, incluyendo los GLE SUV y Coupé, el eléctrico EQC y la primicia mundial que todos esperaban: el GLB, que si bien tiene rótulo de concept, es prácticamente el modelo que llegará a los comercios.

Como su nomenclatura lo indica, el GLB es la segunda SUV de la gama de vehículos compactos de la marca, aunque por tamaño estará entre el GLA y el GLC. Mide 4.630 mm de largo, 1.890 mm de ancho y 1.900 mm de alto, aunque ahí hay que considerar una caja portaequipajes que en este concept viene fija al techo.

Lo novedoso es que gracias a una base entre los ejes extra larga de 2.890 mm, puede incorporar una tercera fila de asientos, siendo una alternativa de siete plazas al más amplio GLC. No sólo eso, ya que la segunda fila es deslizable para manejar el espacio a gusto, mientras que se añade un sistema Easy Entry automático.

El diseño es musculoso, mucho más robusto que el deportivo GLA y el más suave GLC. Se destacan un capó alto, un frontal más vertical, luces Multibeam LED muy llamativas y una silueta más cuadriforme que sus hermanos de gama, con un techo que se extiende muy atrás para dejar espacio a los ocupantes de la tercera fila.

La parte conceptual la podemos encontrar en un paquete todoterreno que resalta por sus neumáticos todoterrenos de 17", unos focos LED instalados en una especie de parrilla negra y la caja portaequipajes muy elegante de la que ya hablamos, entre otras cosas.

El habitáculo muestra mucho del nuevo diseño Mercedes-Benz que conocemos de la nueva Clase A, incluyendo el volante de tres radios con touchpads a ambos lados, la doble pantalla de 12,3" cada una que da continuidad visual al tablero digital, el sistema MBUX, las salidas de aire rendondas, la palanca de cambios plana y el touchpad de la consola. La gran diferencia es que acá se ha utilizado madera, aluminio y un tapizado de cuero muy llamativo y de claro gusto chino.

En materia mecánica, este conceptual se presenta con un motor naftero de cuatro cilindros turbo, el M260, que asociado a una caja de doble embrague de octava, eroga 224 CV y 350 Nm de torque, que se envían a las cuatro ruedas a través del sistema 4Matic. Deberíamos ver la versión definitiva de este modelo en el Salón de Frankfurt de septiembre próximo.

 

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinás? Contanos