Mercedes-Benz CLS, la tercera y esperada generación
07/12/2017 Salones del Automóvil

Mercedes-Benz CLS, la tercera y esperada generación

Con retoques en su diseño, Mercedes-Benz marca el camino en Los Ángeles.

Sin el Mercedes-Benz CLS, no existirían los Audi A5 o A7. Tampoco los Gran Coupé de BMW. Y tal vez tampoco se hubiesen comenzado a romper los moldes del diseño de los sedanes convencionales, cada vez más aerodinámicos. Y aunque su diseño no fue del gusto de muchos, no podemos negar el atractivo de sus proporciones, incluso un tanto clásicas. 

Exterior

Desde aquel debut ha pasado mucha agua debajo del puente. El nuevo Clase CLS, la tercera generación mantiene intacto ese espíritu deportivo y elegante, algo imponente, pero con algunos cambios. Su estilo exterior luce más limpio, como si estuviera más fluido.

También hay influencias de las coupés de la marca, especialmente en la parte trasera. Llama la atención la caída del techo, casi como si de un fastback se tratara, marcando sutilmente el tercer volumen. Adelante, el cambio es más notorio, con unos faros tridimensionales de diseño triangular. La punta, si se la mira de costado tiende a retraerse un poco en la parte inferior, como si estuviese inspirado en una lancha deportiva.

Interior

En el interior hay un cambio importante, que tiene que ver con su habitabilidad, ya que ahora, el CLS tiene espacio para cinco personas. El baúl de 520 L refleja a su vez este cambio, con espacio de sobra. Los asientos también se pueden plegar individualmente, lo que ayuda a que no pierda practicidad. Desde el volante nos damos cuenta que tiene mucho de los Clase S y Clase E, desde la pantalla doble para el cuadro y el sistema multimedia, hasta las salidas del aire acondicionado, la iluminación ambiental y la consola flotante.

Como no podía ser de otra manera, está dotado de todas las asistencias posibles en materia de seguridad: Freno activo, asistente de cambio de carril, alerta de pérdida de atención, control de velocidad máxima y pre-colisión, todos los cuales llegan de serie en todas las versiones. Como opción, el paquete Driving Assistance comprende control de distancia, velocidad crucero activa, alerta de punto ciego y mantenimiento de carril, marcando que este auto tiene un fuerte apego a la seguridad.

Se suman a esta lista los faros LED con sistema de luces altas de largo alcance, donde el proyector principal puede mantener una intensidad de 1 lux sobre una distancia de más de 650 metros, para ver con seguridad en rutas largas y poco iluminadas.

Motores

El Mercedes-Benz CLS contará inicialmente con dos motores diésel y uno naftero. Éste último (CLS 450 4MATIC) cuenta con un nuevo seis en línea de 3.0 L, que se ayudará de un motor eléctrico pequeño (EQ Boost) y un sistema eléctrico de 48v para lograr 362 CV y 500 Nm de torque, un híbrido suavizado. Los motores gasoleros tienen la misma disposición de sus cilindros y la misma cilindrada, con 335 CV para el CLS 400d y de 282 CV para el CLS 350d. Todos estos motores se acoplan a una transmisión automática 9G-Tronic de novena.

Falta un cuarto modelo por debutar, el CLS 53 Hibrido, preparado por AMG, con cerca de 429 CV de potencia. En marzo deberían comenzar las ventas en distintos mercados del mundo, por lo que a partir de entonces estaremos atentos a la respuesta de los clientes.

Galería Mercedes-Benz CLS

Mercedes-Benz CLS 2019

1 de 17

¿Qué opinás? Contanos