Motores Diesel: AdBlue y SCR ¿Para qué sirven?
9/5/2018 Novedades

Motores Diesel: AdBlue y SCR ¿Para qué sirven?

La entrada en vigencia de las nuevas normativas anticontaminación requiere distintas soluciones además del filtro de partículas.

Desde la llegada del Common Rail y su asociación con el turbo los motores gasoleros dieron un salto impresionante, pero desde hace un tiempo comenzaron a enfrentarse a algunas dificultades en forma de normativas anticontaminación. Puntualmente, desde la llegada de la Euro 5 se sumó el famoso Filtro de partículas y surgieron algunas dudas. Y ahora algunos motores agregan un catalizador denomindo SCR que funciona con un líquido conocido como AdBlue. ¿Hay que preocuparse?

Filtro de partículas, DPF o FAP

Ya te hablamos de este catalizador cuya función es capturar el hollín o partículas que despide el escape de los motores diésel. Al ser un “agente de retención” el DPF se “llena” y necesita limpiarse en un proceso que conocemos como regeneración.

Si querés saber más sobre los Filtros de Partículas, su funcionamiento y cuidados, hacé click acá.

Para limpiarlo se necesitan altas temperaturas que se alcanzan, por ejemplo, con un breve viaje de 10 a 20 minutos a velocidades constantes. Si esto no sucediera, entonces se realiza una breve post inyección para que el combustible se queme en el filtro calentándolo. Marcas como Citroën además agregan un aditivo llamado cerina que permite lograr la regeneración a 450ºc en lugar de a 550ºc. La marca francesa comenta también que sus FAP pueden durar entre 180.000 y 200.000 km.

AdBlue y SCR

El SCR es un catalizador de reducción selectiva destinado a atacar los óxidos de nitrógenos. Para cumplir su meta se utiliza una solución acuosa con urea conocida masivamente como Adblue que se inyecta en el SCR produciendo una reacción química que transforma el NOx (o la mayoría) en nitrógeno y agua.

Esta tecnología se desarrolló para cumplir con normas como la Euro 6 ya vigente en el Viejo Continente, y o las de EE.UU. que siempre fueron mucho más estrictas respecto de las emisiones de NOx.

¿Necesita cuidados especiales?

La respuesta es sí, pero no tanto. Para que te hagas una idea, tomamos como ejemplo a los Citroën Spacetourer y Junpy que ya incluyen esta tecnología. En este caso, su depósito de 22 litros de AdBlue necesita ser recargado cada 20.000 a 22.000 km con avisos al conductor a cada 600 km a partir de 2.400 kilómetros antes de agotarse.

Si bien, por el momento no hay surtidores de AdBlue en todas las estaciones de servicio, ya comenzó a extenderse su distribución con proveedores reconocidos como Total.

 

¿Qué opinás? Contanos